Experiencia Solidaria Chichicastenango

SED
 
SED (Solidaridad, Educación y Desarrollo) es una ONG española, que a través de los Hermanos Maristas, trabaja por el desarrollo recaudando dinero para promover la educación de los colectivos más necesitados por eso facilita becas a chicos y chicas en Guatemala. En Chichicastenango, colabora con setenta becas de alumnos del ITEC y otras sesenta en los cantones del municipio  haciendo honor a su nombre y su compromiso de luchar contra la pobreza a través de la educación.
 
Otro de los objetivos de SED es la promoción del voluntariado, por eso nosotras, Beatriz y Silvia, hemos venido este mes de Julio a colaborar con SED a través del colegio La Anunciata. Durante todo este tiempo, Beatriz ha estado colaborando en la clase de Preprimaria y Silvia en la de primero de Primaria. Hemos apoyado a las seños en sus clases, hemos participado en la escuela de padres y dado formación a los profesores del centro, en la medida de nuestras posibilidades. Sobre todo, hemos aprendido muchísimo de “el buen hacer” del colegio, de sus valores y de la gran calidad de sus maestros. 
 
Por las tardes, nuestra labor ha sido dar clases particulares a las alumnas de La Anunciata que residen en el internado. Las hemos apoyado con sus tareas y exámenes y hemos pasado mucho tiempo jugando y charlando con ellas. Son educadísimas, muy aplicadas y tienen muchísimo cariño que dar. ¡Ya saben hacer tortilla de patata! Nos volvemos a España dejando un pedacito de nosotras en Chichi, con nuestras patojas.  
 
Por último, pero no menos importante, hemos conocido a las hermanas Dominicas de La Anunciata. Nos han acogido con muchísimo amor, nos han abierto las puertas de su casa para comer, charlar y ayudarnos en todo lo que necesitáramos. Estamos muy agradecidas a ellas por su cariño y ayuda. Todo lo que hemos conseguido con los alumnos del colegio, con sus maestros, y con las internas, ha sido gracias a sus indicaciones y consejos. Gracias, gracias y gracias. 
 
Ha sido un mes increíblemente bonito, lleno de sonrisas, gestos de cariño y mucho, mucho amor. Agradecemos a las hermanas Dominicas todo lo que nos han dado y esperamos de corazón haberles aportado, al menos, la mitad de lo que nos han regalado ellas. 
 
Nos despedimos con un gran abrazo, 
 
Silvia Bové y Beatriz Álvarez
 
Visto: 49