“MAESTRO QUE PUEDA VER” XXX Domingo del Tiempo Ordinario

Categoría: Eclesial Creado: Sábado, 23 Octubre 2021 Publicado: Sábado, 23 Octubre 2021
VeaEn el evangelio se nos presenta el encuentro del ciego Bartimeo con Jesús por el camino a Jericó.
El ciego vivía en un contexto de exclusión y marginación por la misma sociedad, debido a su condición no era reconocido, valorado y aceptado; era considerado como un estorbo, hasta en la orilla del camino.
Dios manifiesta su gran amor y misericordia en su Hijo Jesús, haciendo presente el Reino de Dios que es vida, justicia, fraternidad y amor, en medio de su pueblo.
El ciego con su corazón inquieto, pregunta: ¿Quién pasa? Y le dicen que es Jesús, no espera más porque una fuerza interior le hace gritar: “Jesús, hijo de David, ten compasión de mi”. Jesús no ignora al ciego, se detiene, lo escucha, y lo llama. Ésta llamada, transforma inmediatamente algunas acciones del ciego, tira su manto, da un salto para ponerse de pie y se da ese encuentro maravilloso con Jesús. Ese encuentro que transformará la vida del ciego a través de la pregunta de Jesús: “¿Qué quieres que haga por ti?” y la respuesta del ciego: “Maestro que pueda ver”.
La clave de este momento maravilloso y transformador es la fe y la confianza plena del ciego en Jesús; y se hace el milagro, recupera la vista, porque Jesús lo sana, lo salva, lo dignifica ante todos los hombres y mujeres que no lo reconocían. Además, el ciego sigue a Jesús, porque Él da a conocer que su Reino es vida, vida en abundancia, vida que brota del amor incondicional de Dios.
Hoy el evangelio nos invita a reflexionar a nivel personal: ¿vivo con intensidad mi fe y confianza en Jesús? ¿Reconozco su bondad y misericordia en mi vida? Estamos viviendo en una sociedad del descarte, donde podemos cegarnos con cosas materiales e ideologías que no nos permiten ver y descubrir al otro que nos necesita. Esto debe de cuestionarnos también: ¿Cuáles son nuestras cegueras personales y comunitarias? ¿Ponemos realmente nuestra fe y confianza en Jesús, que él nos sanará y nos hará ver la luz? En este tiempo de enfermedad, de pandemia y de incertidumbre, ¿Somos signos de esperanza, alegría, de vida y verdad para los demás?
Pidamos al Dios de la vida que cure nuestras cegueras, nos conceda ojos nuevos para ver las cosas que no podemos cambiar, para descubrir la vida que nos invita a vivir y para ver la novedad de la acción de su espíritu que actúa en cada una de las realidades donde nos llama y nos envía a anunciar la Buena Noticia. Especialmente hoy, que oramos por la Jornada Mundial de las Misiones para que todos seamos fieles a ésta llamada y al seguimiento de Jesús.
Hna. Ericka Marina Cucul
Visto: 40